jueves, 22 de septiembre de 2011

Anochecer en Australia

                                                                                          
Anoche en Australia. Anochece y solo un mar de parpadeantes estrellas se eleva sobre sus rostros. Ella le sonríe, le sonríe como nunca antes y en un delicado acto de dulzura, suavemente, deja hundir sus humildes pómulos sobre el ameno pecho de él, adoptando el deseo de rendirse al verano de su abrazos; de rendirse a la embriaguez de sus besos y  a los placenteros bailes de sus caricias anunciando una victoria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario